Nuestra Historia

Una historia junto a Bridgestone
Un momento crucial
Un nuevo comienzo
Una nueva dirección
Delménico hoy
Proceso de construcción

Una historia junto a Bridgestone

Una historia junto a Bridgestone

Corría el año 1984. Juan Carlos Delménico estaba a punto de comenzar una nueva etapa de su vida.

Un momento crucial

Un momento crucial

En el año 1982 consigue el título metropolitano jugando los 36 partidos de aquel torneo, bajo la dirección del técnico campeón del mundo y con un compañero de equipo subcampeón mundial: el ex técnico del seleccionado nacional Alejandro “Pachorra” Sabella.

Pero 7 años lejos de su familia fueron suficientes para Delménico y decidió volver a la ciudad de Rosario. Durante su paso por Estudiantes comenzó a pensar en la idea de abrir su primer taller

Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

El primer local se inauguró el día 2 de abril de 1984. Estaba ubicado en Alsina, esquina Córdoba, una zona estratégica del centro comercial de Rosario.

Por aquel entonces uno de los miembros de la comisión directiva del club Estudiantes de La Plata llevaba adelante un local de Firestone, Centergom, donde Juan Carlos siempre acudía a realizarle los servicios a su vehículo, y tras interiorizarse con el negocio comenzó a pensar que podía ser un buen proyecto al momento de retirarse del futbol profesional.

Juan Carlos siempre tuvo una teoría muy clara sobre el negocio: “El parque automotor siempre iba a mantenerse en constante crecimiento y los neumáticos siempre iban a desgastarse al andar”. Era el momento de comenzar una nueva etapa de su vida y dedicarse a su otra pasión, el mundo automotor.

Una nueva dirección

Una nueva dirección

Su entrañable familia fue parte importante del negocio ya que desde el inicio comercial trabajaron junto a él su padre, el “Bambi” Delménico y su querida hermana mayor Rosemarie, ambos ya fallecidos. Otro de los que estuvieron desde el comienzo fue Miguel Freschi, un empleado de playa que lo acompañó hasta hace pocos meses cuando decidió acogerse a la jubilación.

Por aquel entonces entraban al local unos 5 o 6 autos al día y fue cuando Delménico conoció a José Lanza, gerente de la sucursal Rosario de Firestone y los planetas se comenzaron a alinear: “Los clubes en los que había jugado tenían el rojo y el blanco en sus camisetas y, además, a mi me gustaba mucho la F de Firestone, era el destino”, cuenta entusiasmado Juan Carlos y continúa, “poco después comenzaron las tratativas para la apertura de la cuenta y, junto al parche, la cubierta recapada y la cubierta usada de nuestros comienzos se nos presentó la gran oportunidad de comenzar a vender Firestone un producto de primer nivel que, con el correr del tiempo se convirtió en el caballo de batalla de nuestro negocio”.

Tiempo más tarde el local se mudó a la Av. Pellegrini donde se fueron sumando colaboradores de la familia y la esposa de Juan Carlos, Liliana Delménico comenzó a hacerse cargo de la parte administrativa del negocio.

De esta manera y con el correr de los años se fueron inaugurando nuevos locales de Neumáticos Delménico que apuntaban a ampliar su abanico de clientes.

Bridfir Sur ubicado en la Av. Arijon 2499 fue inaugurado en el año 2003 y siempre estuvo a cargo de Gustavo “El Trucha” Milone, esposo de Romina Delménico. Unos años más tarde fue el turno de Moto GP sobre San Juan al 3419, un centro de servicio especializado equipado con maquinaria de origen italiano preparado especialmente para brindar atención al usuario de moto pero con la capacidad de brindar servicio de primer nivel al público de auto y camioneta. Este último negocio esta a cargo del menor de la familia, Juan José Delménico.

Por último en el 2016 se incorporan los locales de Zamboni cubriendo la zona de San Lorenzo y Ricardone, comandado por Rodolfo Zamboni en Ricardone y su hijo Matías Zamboni a cargo de la sucursal de San Lorenzo.

Desde entonces Neumáticos Delménico se constituyó en una empresa familiar dedicada a dar una atención seria y profesional a su cada vez más amplia cartera de clientes.

Delménico hoy

Delménico hoy

La casa central ubicada en la Av. Pellegrini 3742, cuenta con un área exclusiva de servicios al transportista y al productor agropecuario. Su amplia superficie de 2000 metros cuadrados está equipada para atender a todo tipo de vehículos.

Pablo Delménico, hijo de Juan Carlos, quien hoy lleva adelante el negocio familiar y esta a cargo de todos los centros de servicios afirma que “siempre estuvimos en todos los detalles” y agrega: “con el avance del tiempo y la tecnología la empresa se fue adaptando a los nuevos clientes y a la necesidad de contar con maquinaria de última generación”.

Luego del retiro de Liliana la administración quedó a cargo de Romina Delménico y Mariana Ríos, esposa de Pablo.

Todos los locales poseen una infraestructura moderna con cómodas áreas de atención y una calidad de servicio basada en los valores de confianza y seguridad que siempre caracterizaron al negocio de “los Delménico”, cuyos más de 30 empleados son parte de esta gran familia.

EL CRECIMIENTO DE LA EMPRESA NO SE DETIENE Y POR ESO INAUGURA A FINES DE 2016 UN NUEVO LOCAL

Ubicado estratégicamente en la salida de la ciudad hacia la autopista Rosario – Buenos Aires, frente al casino, por donde pasan entre 5.000 y 10.000 autos por día.

La decisión de abrir este nuevo centro de servicios que, al igual que aquél histórico local de Delménico inaugurado en 1984, está identificado con la marca Firestone fue tomada en base a la “necesidad de poder estar cada vez más cerca de nuestros clientes, generando mayores puestos de trabajo y la mejor atención para los vehículos” afirma Pablo.

Para Bridgestone es un orgullo, sin lugar a dudas, contar con la familia Delménico entre sus filas, una familia que con pasión, trabajo, esfuerzo y perseverancia triunfa día a día en su negocio y en la vida.

Proceso de construcción

Proceso de construcción

Esta nueva etapa que comienza Neumáticos Delménico es una evolución en el negocio de una compañía que ha sabido mantener inalterables los valores que caracterizaron a lo largo de los años, a la familia y a su negocio. Esta inauguración es un esfuerzo más por brindar lo mejor al Cliente final haciéndolo sentir siempre como en su propia casa. Y, es también, una sincera invitación a que vuelvan cada vez que lo necesite.

¡Felices 32 años!

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!