El eje trasero del auto es, básicamente, la barra que une las dos ruedas situadas en la zona posterior del vehículo. Puede parecer que con ello se agota su explicación, pero lo cierto es que existen diversos tipos que permiten que este eje presente características muy diferentes.

En nuestras sucursales realizamos un control rápido y exhaustivo del tren delantero, presentándole un diagnóstico sobre el estado del mismo.